Noticias

Testimonios PME: Joaquín Schäfer, estudiante de Derecho “Les aconsejo que se atrevan, que se permitan soñar y ser parte de una experiencia como esta”

publicado el 20 de March de 2020 / Autor : Fernanda González

En Toledo, España

Joaquín Schäfer es estudiante de 5to año de la carrera de Derecho de nuestra universidad. Durante el segundo semestre del año pasado, realizó una estadía semestral en la Universitat Autònoma de Barcelona, España. Aquí nos cuenta cómo vivió esta experiencia.

¿A qué lugar de destino y universidad te fuiste? ¿Por qué?

Mi lugar de destino fue Barcelona, en Cataluña, mientras que mi universidad anfitriona fue la Universitat Autònoma de Barcelona. La principal razón fue la calidad y prestigio de la UAB, sobre todo en derecho. Asimismo, el hecho de que se encontrase en una de las ciudades más vibrantes y llenas de vida de Europa me hizo escogerla sin dudarlo.

¿Cuáles fueron las razones para aventurarte a realizar un intercambio?

Considero que la oportunidad que entrega la PUCV para la realización de un intercambio en pregrado es increíble. En este sentido, veo solo beneficios en cuanto a su realización. Personalmente, pienso que una estancia en el extranjero durante el pregrado permite ampliar los horizontes del estudiante, conocer una cultura nueva y aproximarse a una manera distinta de estudiar la carrera, en relación a cómo se realiza en casa.

¿Cómo fue la experiencia? 

Calificaría la experiencia con la nota más alta de puntuación. Desde el primer momento en Barcelona fui muy bien recibido, pudiendo hacer amigos que sé que serán para siempre. El primer choque cultural fue descubrir que el idioma oficial era verdaderamente el catalán (co-oficial con el castellano), así desde el momento en que aterricé en el aeropuerto, las informaciones se entregaban primero en catalán y luego tal vez en castellano o inglés. En cuanto al ambiente académico, pude confirmar que la UAB es una universidad de primer nivel, con un campus increíble, localizado a las afueras de Barcelona. Asimismo, la calidad docente, tanto a nivel académico como su trato con los alumnos es un punto digno de destacar. La vida en Barcelona es maravillosa, la ciudad condal tiene mil lugares y un millón de secretos por descubrir.

¿Existieron momentos de choque cultural? Si es así, ¿Cuáles y cómo los llevaste?

No recuerdo muchas instancias en que hubiese choque cultural, puesto que Cataluña es parte de España y en Chile compartimos muchísimos rasgos culturales con ellos. Rescataría el hecho de que en España se realiza mucha vida fuera de casa, quedando en bares o cafés con amigos. Por otro lado, el uso del catalán como lengua oficial en Barcelona representó también una sorpresa para mí, en todo caso muy grata.

¿Qué logros académicos y personales sientes que te permitió desarrollar el intercambio?

En cuanto a logros académicos, fue interesante poder ser parte de una facultad de derecho distinta de la mía y poder responder positivamente a ella. Si bien el ordenamiento jurídico español se asemeja al chileno, fue necesario adecuarme a él y a su funcionamiento para poder aprender correctamente en las lecciones de clases. Por otro lado, me siento muy agradecido de la posibilidad que me entregó la UAB para poder cursar clases de catalán, donde pude alcanzar un nivel suficiente para entender el idioma, así como leer y poder hablarlo.

Escaleras de la plaza cívica -centro del campus- de la Universitat Autònoma de Barcelona

¿Momentos memorables?

Creo que cada momento que compartí con mis amigos en Europa son tesoros que llevo siempre, a donde quiera que vaya. Fue memorable el tour que pude hacer por Europa y Marruecos con mi mejor amiga, donde pudimos conocer algunos de los lugares más hermosos que hay sobre la faz de la Tierra. Fueron memorables cada una de las tardes y noches que compartí con mis amigos catalanes, así como con quienes estaban de intercambio como yo. La ciudad condal nos acogió como solo ella sabe hacerlo, permitiéndonos ser parte de ella y de su historia.

¿Algún episodio difícil sobre el intercambio?

No sé si malo, más bien lo calificaría de angustiante. En Cataluña se está desarrollando lo que se conoce como “el procés català”, en el contexto de la búsqueda de autodeterminación e independencia de España. Así, durante mi estancia, tuvo lugar las huelgas y manifestaciones en apoyo a los políticos condenados por el Tribunal Supremo de España. El problema no fueron las protestas en sí, sino que durante estas los barceloneses se reunieron en el aeropuerto, impidiendo el aterrizaje o salidas de vuelo desde el aeropuerto del Prat. Cuando esto tuvo lugar, me encontraba de vacaciones con mi mejor amiga (también de intercambio, pero en Madrid, en la UC3M) en las Islas Baleares. No pude tomar mi avión de regreso al continente, por lo cual debí ir al terminal de ferrys de Mallorca, donde intenté comprar un pasaje, pero descubrí mi desgracia: mi tarjeta no funcionaba. Casi a medianoche, en traje de baño, tuve que preguntar por ayuda a alguno de los presentes. Para mi suerte y fortuna, ¡Un estudiante se ofreció a pagar por mi pasaje! Me hice amigo del mallorquín y le agradecí enormemente por su gesto. Así y todo, ambos logramos llegar a Barcelona y quedó todo en una anécdota.

¿Recomendaciones para quiénes piensen postular a un intercambio?

Les aconsejo que se atrevan, que se permitan soñar y ser parte de una experiencia como esta. Intenten aprender un idioma nuevo, pasar su tiempo con gente que antes no conocían y ser amigos de personas cuyo lugar de origen desconocen. Se darán cuenta de que lo que los une como seres humanos es mucho más que aquello que nos diferencia y aleja. Les recomiendo que planeen su intercambio con tiempo, que revisen sus mallas curriculares y las mallas de los lugares a los que quieren ir. Que revisen un mapamundi y escudriñen algún lugar que quieran descubrir y ser parte de él.

Describe la experiencia en tres palabras

Desafiante – Gratificante – Provechosa

En Alhambra de Granada, sur de España

Puedes compartir esto


Fan Page